Herida de abandono

Cuestionandome

12-04-2023 • 32 mins

La herida del abandono se produce cuando un niño siente que ha sido abandonado física o emocionalmente por sus padres o cuidadores. Puede ser el resultado de una separación, divorcio, enfermedad o fallecimiento de los padres, o de una falta de atención o afecto por parte de los cuidadores.

Las personas que han experimentado la herida del abandono pueden tener dificultades para confiar en los demás y establecer relaciones duraderas y saludables. Pueden sentirse solas y desprotegidas, lo que puede llevar a problemas de autoestima y a la necesidad de controlar sus relaciones para evitar el abandono.

Además, las personas que han experimentado la herida del abandono pueden tener miedo al compromiso o a la intimidad emocional. Pueden tener dificultades para abrirse a los demás y expresar sus verdaderos sentimientos, lo que puede dificultar la construcción de relaciones profundas y significativas.

También pueden tener dificultades para aceptar la pérdida y el cambio, lo que puede hacer que se sientan atrapados en el pasado.

Para sanar la herida del abandono, es importante trabajar en la autoestima y la confianza en uno mismo. Es útil aprender a establecer límites saludables y a expresar las necesidades y deseos de manera clara y directa. También puede ser útil buscar apoyo terapéutico para trabajar en la sanación emocional y aprender a establecer relaciones saludables y significativas.