El compás de oro

Canal Rosacruz

28-02-2020 • 5 mins

El impresor renacentista Cristóbal Plantino (1520-1589) adoptó como la marca de su imprenta un compás sostenido desde lo alto por una mano divina trazando un círculo perfecto, el que aparece acompañado por la máxima latina Labore et Constantia (Trabajo y constancia). El símbolo, al aparecer repetidamente en algunas de las más refinadas publicaciones de la época, se hizo muy popular entre los eruditos y también en el seno de algunos círculos iniciáticos. El propósito del compás es trazar un círculo, representación geométrica de la perfección. Mientras que la punta fija del compás representa la constancia, la otra representa el trabajo, y juntas evidencian que la perfección (el círculo) se alcanza conjuntamente con el trabajo y la constancia.