Morella (Edgar Allan Poe) | Cuento de Terror 18

Cultura y Audiolibros

06-09-2023 • 21 mins

"Morella", publicado por primera vez en 1835 es uno de los cuentos más cautivadores y enigmáticos de Poe, sumerge al lector en un mundo donde los límites entre vida y muerte, amor y terror, realidad y sobrenatural se desdibujan y entrelazan. La historia de Morella y su hija, ambas de igual nombre, ofrece una exploración profunda y perturbadora de la naturaleza de la identidad y la trascendencia del alma.

📚 Nuestro Libro de Cuentos de Terror 💀 de Allan Poe, Lovecraft, Shelley, Quiroga y más 📕📖: https://amzn.to/45c60uY

La narración está en primera persona y es contada por un hombre sin nombre que se casa con una mujer llamada Morella. Ella es una mujer misteriosa y muy inteligente, con una fascinación intensa por los estudios ocultos y metafísicos. Su marido, aunque inicialmente se siente atraído por su profunda sabiduría, con el tiempo comienza a temerle debido a sus extrañas ideas y su obsesión con la vida eterna.

Morella se obsesiona con la idea de la trascendencia de la identidad, y le habla a su marido sobre cómo el alma puede sobrevivir a la muerte. Con el tiempo, ella cae enferma y su salud declina. En su lecho de muerte, da a luz a una hija y, poco después, fallece. Su último acto es bautizar a su hija con su propio nombre, Morella, aunque el narrador no lo revela hasta más tarde en la historia.

El narrador se siente a la vez atraído y repelido por su hija, quien crece rápidamente y muestra una asombrosa semejanza con su madre fallecida. La niña, también llamada Morella, demuestra tener una inteligencia excepcional, y su presencia continuamente recuerda al narrador su relación con la Morella original.

A medida que la niña crece, la semejanza con su madre se vuelve cada vez más evidente, tanto en apariencia como en intelecto. El narrador comienza a sentir un miedo abrumador, llegando a la aterradora conclusión de que la madre y la hija son la misma persona.

Finalmente, decide bautizar a la niña en una iglesia, y cuando el sacerdote pregunta el nombre, el narrador pronuncia "Morella." La niña responde: "¡Yo soy ella!" y cae muerta al instante. El narrador regresa a la tumba de la primera Morella, solo para descubrir que el ataúd está vacío.

You Might Like