A QUE NO TE DUERMES / RELATOS DE TERROR

A QUE NO TE DUERMES

Creado para compartir relatos de terror, sucesos paranormales, leyendas urbanas y todo lo relacionado con el género del suspenso y terror. Se trataran temas relacionados con apariciones fantasmales, casas embrujadas, brujería, exorcismos, entes demoniacos. Mil gracias. read less
True CrimeTrue Crime

Episodes

LA EXPERIENCIA DE BRENDA
17-01-2023
LA EXPERIENCIA DE BRENDA
La creencia en fantasmas que se presentan como aparecidos (muertos que vuelven a aparecer para encomendar alguna misión) o revenants (lo mismo, en francés), espectros, ánimas del Purgatorio, almas en pena, o errantes, es muy propia de la naturaleza humana, tanto que tiene visos de ser o constituir un ente antropológico abstracto que pervive, como otros tipos de superstición, a través de numerosos factoides concretos. Ha generado y genera una amplia literatura (novela gótica o de terror), inspira la cinematografía y el teatro y ha creado innumerables leyendas y mitos, si es que estos, inversamente, no han creado este bulo; la ciencia considera creer en fantasmas un tipo de superstición muy asentado en la psicología del ser humano, porque se alimenta de la necesidad de vida eterna, como la religión, y sublima una muerte inaceptable y aborrecible por medio del acto apotropaico de creer que la conciencia pervive más allá del fin de la misma, de forma que la fantasmogénesis resulta ser un fenómeno o concepto antropológicamente paralelo a la hierofanía. Estudios recientes indican que muchos occidentales creen en fantasmas; en sociedades donde la religión tiene mucho predicamento, como los Estados Unidos, una encuesta demostró que el 32% de sus habitantes cree en fantasmas y en la vida después de la muerte o más allá, siempre en forma paralela a la religión o de forma menos regulada por un sistema escatológico como han hecho las religiones más frecuentes, que se aprovechan de este meme antropológico para crear estructuras económico-culturales de creencias.
CUANDO UN MUERTO TE SIGUE A CASA
17-01-2023
CUANDO UN MUERTO TE SIGUE A CASA
¿Por qué vemos a los muertos? La visión de personas muertas es mucho más común de lo que piensas, pero muy pocos se deciden a hablar de ello. Tal vez sea hora de entender algo más. Es muy probable que tú mismo o alguien que conozcas haya sentido la presencia de una persona muerta. No a la manera del Sexto Sentido de Shyamalan, sino como la percepción vívida -visual o incluso táctil- de que alguien que sabemos que está muerto está presente en nuestra proximidad. En la mayoría de los casos, un ser querido que lleva relativamente poco tiempo muerto. Sean o no alucinaciones, una cosa es cierta: pocos de los que han experimentado esas cosas se deciden a hablar de ellas. Y la razón, por supuesto, es que en nuestra sociedad secular no hay lugar para los fantasmas. Son necesariamente alucinaciones causadas por el dolor o la fatiga. Alucinaciones que, entre otras cosas, nos impiden "mirar hacia adelante" y dejar atrás los traumas del pasado. Somos víctimas de lo que Sigmund Freud llamó "psicosis delirante". Una alucinación provocada por el dolor del duelo, una especie de locura momentánea que nos lleva a ver el rostro, oír la voz u oler el aroma del ser querido que ha desaparecido. El remedio para esto, según Freud en su ensayo de 1917 Duelo y Melancolía, es cortar los lazos que nos unen al difunto y dejar que las visiones se vayan. Desde entonces, nadie ha cuestionado este enfoque (al menos en las sociedades occidentales).